Tierra Adentro

Espacio personal, cuaderno digital, letras sin fin...

Muchas personas que leen este blog, quizás no le conocieron. Pero Juan Carlos Fernández no se murió en la cama y de viejito.  Era un hombre sano de 41 años de edad, que viajaba a España a estudiar un Post Grado, cuando camino al aeropuerto fue vilmente asesinado.

El Licenciado Juan Carlos Fernández García, nació un 30 de enero de 1966, sus padres fueron los señores Carlos Rolando Fernández y doña Marta García. Era un brillante académico, de suave hablar y que siempre se le miraba en los corredores con un libro, o compartiendo en especial en la cafetería del S-4 sus posiciones ideológicas y políticas.

Era tanto para sus amigos como para sus oponentes políticos una persona de admirar, porque facilmente podía entablar un debate ideológico y político.  En la Escuela de Ciencias de la Comunicación siempre tubo una actitud, mesurada y recta, siempre participó en los eventos electorales con su grupo sin cambiar posición, cosa digna de admirar.

Una forma de dignificar su nombre fue la propuesta del Lic. Víctor Carillas y la mía para dignificar su nombre hicimos la propuesta que el Auditorio de la Escuela de Ciencias de la Comunicación llevará su nombre.  Además los estudiantes del décimo semestre del año 2007, su último grupo de alumnos pidió que el aula donde les impartió clases llevara su nombre.   Estos dos actos únicamente sirven para dignificar su nombre pero no para recuperar una vida.

Así que desde este espacio, solicitó a las autoridades universitarias, para que exijan el esclarecimiento de su muerte a tres años de ocurrida.  Y que pida al MP justicia y que sus asesinos sean encontrados y puestos ante la justicia.  Así como los asesinos de Mario Calderón, Decano de Humanidades y de otros docentes de la San Carlos, que desde el Conflicto Armado Interno han quedado impunes sus muertes, sin que nadie pida que se esclarezcan los hechos.

La muerte de José León Castañeda, Marttel, Toralla, de Sonia Calderón y de otras decenas de estudiantes y docentes de nuestra Escuela han quedado impunes.  No importa si participaban en la izquierda o no, si merecían morir o no según detractores enemigos personales o pasionales.  Lo cierto es que no vivimos en la ley de la selva y preocupa que luego de tres años no se esclarezca la muerte de Juan Carlos Fernández.

¿Y quién fue Juan Carlos Fernández? Un docente de los pocos brillantes en nuestra Escuela, no porque lo diga yo si no porque lo reconocen los que fueron sus estudiantes.  Un gran amigo no porque lo diga yo, si no porque los que lo fueron supieron de su consecuencia, solidaridad, buena educación.  Y un buen rival político, porque nunca rehuyo al dialogo, ni lo esquivo y porque lo sabia hacer, con mesura sin levantar la voz y poniendo sobre la mesa toda su inteligencia, sin bilis, mucho menos con gritos o jaladas de pelo.  Ese es Juan Carlos Fernández, que conocí un rival de altura que hablaba directo como hablo yo, que jamás uso el chisme o la venganza como un medio político para alcanzar sus fines.

De una persona fallecida muchas personas pueden decir muchas cosas buenas, y como que la muerte lava todas nuestras malas acciones.  En este caso no trato de ensalsar un nombre, más bien el nombre de Juan Carlos sirve para nombrar un nombre, que clama justicia, porque se investigue su muerte.  No es justo que hayan pasado 3 años y los asesinos de Lic. Juan Carlos Fernández, anden sueltos.  Este recordatorio, es para que todos los guatemaltecos no se acostumbren a seguir viviendo en un Estado de impunidad.  Y que si alguien sabe de algo de este hecho, que lo denuncie.

A los que conocieron al  Juan Carlos los invito a que entren a los comentarios y hagan un pequeño homenaje en su memoria, dejando un pequeño homenaje y pidiendo que se esclarezca su muerte.





La lobotomía más cruda que vi, fue en una película muy buena, excelente.  Atrapado y sin salida. Murphy el personaje principal personificado por Jack Nicholson, aguanta las descargas eléctricas aplicadas a su cerebro, le da tiempo de burlarse de la enfermera que representa el sistema y arranca un gran aplauso de sus compañeros de infortunio.

Como el remedio no tuvo efecto, en el desenlace de la película le hacen una lobotomía. Y por fin consigue la libertad, de la más cruel de las cárceles su propio cuerpo, un cerebro genial. Excelente película, le dieron un Oscar como actor principal.

La lobotomía fue masificada por otro carnicero el Dr. Walter Freeman, consiste en  la separación de los lóbulos del cerebro de las otras conexiones cerebrales, equiparado por Pedro Trujillo en su artículo como "coco wash". Mentira este procedimiento no se lo aplicamos a los patojos de la San Carlos. (Foto tomada de www.google.com)

En el  Colegio Superior Universatario para el cual trabaja el Master Pedro Trujillo, sólo lo conozco de vista y de vez en cuando lo visito. Buena biblioteca, bonitos jardines, buen aprovechamiento ecológico de un barranco, un riachuelo que invita a la meditación.  Salones con llaves digitales, pisos lustrados, etc.  Me recordó un poco los conventos franciscanos, que invitan a la paz y la meditación a la comunicación con Dios.

Pero de entrada calcule que no caben unas 10,000 personas exagerando,  parqueo pequeño full sin un espacio vacío.  Tuve la sensación de estar en un templo, no del saber, si no un templo de verdad, de esos donde de vez en cuando, Dios se hace presente en pan y vino.  Alejado de esos templos evangélicos hasta donde cuadriláteros han armado. Definitivamente un campus que no esta listo para la masificación, y recibir a probables becados por el Estado.  Están Full.

Regreso al tema.  Creo que el señor Pedro Trujillo, al igual que otros columnistas no conocen la San Carlos, lo mismo que él le achaca a un estudiante de la San Carlos que no conoce Cuba, le achaco yo a usted Master Trujillo lo mismo, definitivamente el patojo de su ejemplo no ido a Cuba y usted no ha ido a la San Carlos.

Pensando utopías como sería que el Master Trujillo cubriera un mes mi curso en la San Carlos.  Yo cubriría el de él en la Marroquín, sería soñado yo conocería de primera mano un Colegio Libertario y él una Universidad del Pueblo, también libertaria, no en términos ideológicos, más bien estricto no hay territorio más libre en Guatemala, para ser lo que uno quiere ser, que la USAC. Es decir un intercambio docentes en educación superior de Guatemala.  ¿Qué les parece a mis lectores esto?. Por los sueldos no hay problema que cada Institución siga cubriendo el "salario" de sus docentes.

Lo invito a un recorrido por la USAC, tenemos 43 edificios, de tres niveles, sin estética, algunos pintados, son feos si quiere.  Tienen pintas en la paredes y murales, algunos somos tan románticos que hasta nos gustan.  En gustos se rompen reglas. Pero ni uno sólo de esos edificios, tienen un quirófano para practicar lobotomías y tampoco somos como el carnicero de Freeman de agarrar pica hielos y meterlos en los lagrimales de sus pacientes en su clínica móvil  "el lobotomovil", o que incluso practicaba lobotomías en cuartos de hotel, nosotros no practicamos en nuestras aulas "coco wash", damos conocimiento, el ser pensante, se apropia de la realidad y construye una nueva realidad, después uno solito toma posiciones.  Yo fui estudiante de la San Carlos y puedo decir que todo en lo que creo no fue introducido por métodos violentos, o alguien me obligo a pensar de esta forma. Yo estudie en la San Carlos durante el Conflicto Armado Interno, y nadie me obligo a nada.


En la San Carlos, hay maestros y estudiantes, comunistas, hay socialistas, socialistas utópicos, ateos, agnósticos, socialdemocratas y hay unos que hasta parecen normales, con su traje su corbata, su Mercedes Benz,  Audi o BMW 2011 y son libertarios.   Si oigalo bien, libertarios y dan clases con nosotros sin ningún problema, son graduados de la San Carlos y la segunda cosa increíble atrás de todos esos lujos, estoy seguro que quieren a su universidad.  Son magistrados, tienen empresas, en resumen full productivos.

Al pobre patojo que habló de Cuba y que lo vapulea en su artículo, dice usted se quedo sin argumentos, viste que una playera llena de delincuentes en su pecho y le hicieron el coco wash (lobotomía) en la San Carlos.

Para mí se quedo corto, porque los números relativos de Cuba son fabulosos incluso comparados con grandes potencias. Que vergüenza que en nuestra historia de casi doscientos años, no se ha podido ganar ni una medalla olímpica, ni en equitación, tiro, foso olímpico, polo,  boliche, ajedrez y otro montón de deportes elitistas.  Menos en populares como el foot ball. Es decir que nuestra élite económica, ha fallado en la producción de atletas de alto rendimiento en sus deportes favoritos. 
 
Y no crea que para conocer uno la realidad de otro país se necesita viajar, por ejemplo a  Cuba.  Creo que esta mal informado, porque Cuba, se puede ver bien desde Internet.  Me gusta el blog de BBC mundo que se llama Cartas desde Cuba.   Hay mucho más que no vale la pena mencionar.

Hay una diferencia entre usted y él.  El patojo no rebasa los 20 años, parece que es de 18 años, usted rebasa los cincuenta.  Imagine la cantidad, de libros, viajes y experiencias que usted ha tenido y él no, durante esa brecha de treinta y pico de años.  Sólo eso sin importar, clase social, donde estudian y otras variables ya juegan a favor de usted.  Ya sabe usted como sentencia el dicho popular: "Más sabe el Diablo, por viejo, que por Diablo".

Usted tiene estudios superiores y maestría.  Estudios especializados en el tema militar.  El apuras penas, ha leído la vida del Che Guevara, no creo que haya leído el Manifiesto Comunista y menos el Libro de la Academia de Ciencias de la URSS, o sepa lo que es materialismo histórico y dialéctico.

El ha de ser el típico estudiante de la San Carlos, colgando en la camioneta en una de las rutas más violentas de la ciudad, no sé que carro tiene usted, pero tiene carro.  Creo que él ha llegado a Esquipulas, no sé a cuántos países ha llegado usted.  Usted se formo literalmente en un templo, nosotros, en aulas hacinados y felices. Idealistas hasta el tuétano, felices de pensar que un día podemos dejar de ser pobres si salimos de la U.

Es decir que para mí es muy duro con el patojo. No tiene "coco wash", no le hemos hecho ningún "coco wash", es joven. Tiene ilusiones y es muy idealista, no lo considere como un materialista consumado, como dos o tres que fueron mis amigos que no me quieren, porque escribo por ejemplo estas cosas. 

Es impensable para los comunistas y para los libertarios, que podamos existir nosotros, que mal, unos pregonan la igualdad y otros la libertad, y cuando uno las ejerce les cae mal. Como que monopolio de bien común esta de un lado y el de libertad del otro.  Aquí en Guate, quizás cabe ahorita mismo una Revolución Francesa con todos su bemoles.  Nadie introdujo nada en ese cerebro, menos un pica hielos,  no hay fuerza oculta.  Simple vive otra realidad económica a la suya, esta más cerca del discurso de "esos bandoleros de su playera", que le prometen movilidad social, aunque no sea cierto. Simple, Master Trujillo, no se enchibole.

Yo me he propuesto defender a la San Carlos y no a un sector.  Pero le quiero decir que simpatizo con la luchas de EPA y no es una minoría, por lo menos su fans page en facebook rebasa los 13,000 fans.  Y la San Carlos tiene 113,000 estudiantes,  un 10% no es tan insignificante, más los miles que simpatizan con ellos y no están en facebook, se vuelve ya en un bonito numero que cualquier candidato a diputado envidiaría como voto duro.

EPA no es ilegal, es un movimiento social estudiantil y lo legitima, la historia y su lucha. Si usted tiene una causa, por ejemplo porque se debe cerrar o distribuir el presupuesto de la Universidad de San Carlos, entre las universidades privadas, a usted y su grupo los legítima su lucha y es válida.  Aunque no me guste.

Ahora lo que queda es hacer encuentros académicos entre pares para discutir, lo que conviene a la sociedad.  Durante trescientos años la San Carlos ha atesorado, no sólo bienes inmuebles dentro del campus, centros regionales, bibliotecas, etc.  ¿Qué vamos hacer con todo ello? ¿Los vamos hacer piñata? y se los regalamos a los Colegios Universitarios Superiores, como se regalo la Empresa Eléctrica, Guatel y otras empresas estatales que daban utilidades, o la vamos a seguir haciendo rentar, como hasta ahora.  Porque la Universidad no es una empresa, pero por lo menos les dio el Recurso Humano, para empezar los Colegios Universitarios Superiores y eso también es dinero, con dinero de los contribuyentes se capacito al personal que inicio las empresas de educación superior que ustedes dirigen.  Ahora ya tienen su propio recurso humano.

Un gran error es medir a la San Carlos por una operación matemática simplista, se divide el total de presupuesto del año entre el número de graduados y eso fue el producto de la San Carlos.  No señores, hay EPS, donde se devuelven impuestos, hay estudios científicos, hay voluntariado, incluso hay gente que nunca se gradúa en la San Carlos y con un año o dos hacen dinero como empresarios.  Digame que mecánico de Guatemala no estudio en la San Carlos, por lo menos un año. Es decir que no se puede medir la rentabilidad en esa operación matemática simple.

"... el coco wash y la manipulación por medio de cualquier forma de presión, incluso ilegal y violenta como se ha demostrado..." (sic)  Mi pregunta señor Trujillo, ¿quién demostró esto? ¿qué estudio usando el método científico, lo demostró? ¿cuál fue el plantemiento del problema, manejo de variables? ¿qué población, qué muestra?.   Si esto se ha demostrado, se debe actuar judicialmente y denunciar  esta aberración al estilo Walter Freeman y llevar a la cárcel a los que cometieron estos delitos de lesa humanidad.

No estoy de acuerdo con usted que hay que sacar a la USAC, porque no somos delincuentes para que nos saquen.  Estamos empezando un proceso de Reforma Universitaria y me imagino que el diseño contempla las propuesta legales, para que sigamos participando en cosas que nuestros fines y las leyes nacionales garantizan, como nuestro derecho a proponer leyes y a participar en instancias donde la ley nos permite participar.

Yo a lo que si me opongo y lo he dicho públicamente es a que participemos en las postuladoras.  Pero no me opongo a que tengamos representante en la CC, lo tenemos que nombrar de otra forma, por ejemplo para que fuera representativo en elección popular y sin campaña, sólo con el currículo en la mano y propuesta de aula en aula, por ejemplo.

Ahora que hacemos en una postuladora para el Contralor y el fiscal no sé.  Porque eso si pervierte a la San Carlos entonces los partidos políticos nos ven como un delicioso platillo que hay que comerse.

La insoportable perversión en la formación que según usted destruye a cientos de jóvenes NO EXISTE, porque si no en su Colegio de Educación Superior sería lo mismo, creo que ustedes se apuñalarían de ver gente graduada de Cum Lauden en su universidad, con una práctica comunista, creo que se apuñalarían, más si les sale alguna oveja torcida. Nunca sabe uno por donde le brinca la mona.

Ni los diputados, ni las ONG´s tienen la obligación legal, política y moral de auditar a la USAC.  Es la Controlaría General de Cuentas y al Ministerio Público el que tiene la obligación perseguir los delitos si es que hay.  Pero quién fue del "coco washado".  A quién se le ocurrió incluir al Rector de la San Carlos y de las otras universidades en una comisión de postulación.  No es una designación para el actual rector, sino al rector en funciones.  Estuardo Gálvez esta cumpliendo con la ley, pero tal ves algún enemigo de la San Carlos se le ocurrió esa fumada para desacreditarnos.

Lógico que todo candidato a Contralor General, todo candidato a Fiscal, todo partido político que quiera tapar la olla de sapos, todo grupo paralelo que desee cubrirse de impunidad, van a tocar al representante de las San Carlos y no crea que a los otros rectores no los tocan.

Es decir una trampa legal que no fue urdida ni por el Rector, ni por CSU, ni AEU, ni EPA, menos por docentes, estudiantes y trabajadores.  Fue como mandarnos cuarenta días al desierto para que nos tocará el diablo. Fue urdida por gente que queriendo darle transparencia a procesos por lo que la San Carlos significa para la defensa de las luchas del pueblo nos incluyeron, sin pensar que era un proceso que podían pervertir los partidos políticos o cualquier persona individual con poder.  Sin pensar que nos  hacían mas mal que bien.

El proceso de Reforma Universitaria, debe desandar este camino y no renunciar a nuestros espacios políticos ganados legítimamente, incluida la sangre, con mucha sangre como la de Olivero Castañeda De León, que el día de hoy 12 de octubre de 2010, estaría cumpliendo 55 años, lo dejó en compañía de un discurso de Olivero, fotos históricas de Mauro Calanchina, una canción de César Dávila y en defensa de un patojo de la San Carlos, que aún no ha sufrido una Pedrotomía.


Repuesta al artículo publicado en Prensa Libre el día 12 de octubre de 2010 y en el blog
http://www.miradorprensa.blogspot.com/








Ahora o nunca

No hay respuestas simples a problemas complejos. En el caso de la Usac, tema que rebasa los tradicionales de sobremesa, hay mucho en juego. Por ello no podemos irnos de manera simplista a pobres argumentos de “bandos” o a cuestiones, siempre subjetivas, de obediencia y rebeldía. Nadie duda que muchas personas se ven afectadas por lo que está sucediendo hoy en la tricentenaria, pero es innegable que muchas más se verán afectadas si las cosas siguen como hasta ahora y no hay una intención de cambio radical en esa institución.


CAROLINA ESCOBAR SARTI
 
Será un país, con todo y su futuro, el que resentirá que no se aborde la reforma de nuestra única universidad pública desde la inteligencia, la voluntad y la ética. Una formación humanística supone formar sujetos críticos, que nada tienen que ver con los sujetos violentos que han hecho que, por unos, se estigmatice a todos. Un lugar donde no se profundiza en los aspectos éticos, lógicos, epistemológicos, estéticos, históricos y políticos de cualquier disciplina en el contexto de un país como Guatemala, puede llamarse como quiera, menos universidad. Por otra parte, el conflicto armado nos partió por la mitad, separó a hermanos, descabezó a los movimientos sociales, estudiantiles, académicos y políticos, y nos dejó dos legados indiscutibles: la polarización y la impunidad. Ambos, generadores de buena parte de la violencia actual.
La Universidad de San Carlos, en su estatuto de modernidad, redactado en 1945, define bien su horizonte: su condición democrática, su misión de difundir cultura, la investigación y extensión, y el rectorado de la enseñanza superior del Estado. Todo ello, sustentado en un principio de autonomía. Las cosas se han complicado en el camino, por el conflicto armado, por las nuevas definiciones neoliberales de Universidad que han despojado del humano al ser humano, y por la incrustación de las mafias políticas y del crimen organizado en toda la sociedad, universidad incluida. El proceso que se vive hoy documenta una cadena de abusos e ilegalidades de parte de las mismas autoridades, y da vergüenza ajena saber que en esas manos está la juventud sancarlista.
Esta es una oportunidad histórica para la Universidad y para el país. Que el conflicto que protagonizan los estudiantes del EPA (Estudiantes por la Autonomía) y un desprestigiado CSU (Consejo Superior Universitario) demore lo que tenga que demorarse en su resolución, para que dé inicio un proceso verdadero de Reforma Universitaria. La resistencia pacífica es una de las pocas rutas de presión que van quedando en Guatemala, cuando no se está en el poder. ¿Unos meses sin U valen más que la definición del futuro de la educación superior del país? Esta es una lucha por la autonomía, que es un principio esencial, y significa la definición de una postura política trascendental para el país.
Se dice entre políticos que después de la Corte de Constitucionalidad (CC), solo la corte celestial. ¿Pero, quién cuestiona a la CC cuando, en el 2007, resuelve a favor de 13 profesores de Agronomía que piden excluir el voto de los estudiantes para la elección de vocales de las Juntas Directivas, ejercicio que venía dando cumplimiento a la Ley Orgánica de la Usac desde hace 65 años? ¿Quién, si no el CSU, se hizo cómplice de tan irregular disposición y procedimiento? ¿Dónde queda la autonomía de la Usac en todo esto?
El problema de hoy surge por el hartazgo de muchos estudiantes, pero básicamente por el abuso de las autoridades universitarias. Pero no es el problema medular, ya que la crisis es mucho más profunda y recoge vicios y lastres pasados. En esta intención de recuperar un país por rutas de la conciencia y la paz, estamos con quienes no se quieren cambiar de collar, sino dejar de ser perros.
_____________________________________________________________________________

Artículo publicado en Prensa Libre.  El 23 de septiembre de 2010. Transcrito integro con autorización de su autora Lic. Carolina Escobar Sarti.  En mi opinión, el más mesurado y balanceado, escrito pensando en crear una verdadera corriente de opinión.  Escrito no para levantar olas, simplemente porque la marea esta alta. Pensado porque hay que aportar,  no porque hay que aprovechar la crisis.   Muchas Gracias, por su autorización.  Sergio Morataya.


Si, hay romance en la USAC.  Pero no de ese feo y mal intencionado que usted quiere dar a entender en su titular.

Y no me voy andar por las ramas le voy a dar respuesta a la pregunta del subtitular. ¿Le sirve aún al país el modelo de una universidad estatal única?

NO, definitivamente NO.  Porque la única cosa que la San Carlos no puede hacer en su diseño pedagógico, es atender bien las necesidades de sus cuatro pueblos.  Se le ha negado al pueblo Maya su derecho hacer educación superior desde su cosmovisión, y es justo fundar otra universidad estatal.  La Universidad Maya, con un aporte constitucional que también debe ser del 5%, como el de la San Carlos, porque el Pueblo Maya tiene derecho a gozar de lo mismo que gozamos el pueblo ladino y mestizo.  Una universidad, construida desde la realidad lingüística y cultural, organización del comercio y la forma muy particular con la que se ve la macro y microeconomía, esas recetas coreanas y taiwanesas, no se van a poder transplantar al pueblo maya.


Y aunque a usted no le guste, si es bienvenido el diálogo y el proceso que se inicia. Tampoco hubo 52 días infames de holganza patrocinado por los contribuyentes.  Porque  trabajamos en peores condiciones y no nos pagaron el sueldo de agosto, el día que nos correspondía.  Al día hoy no hemos recibido el sueldo, ni el diferido que por ley nos corresponde al mes de septiembre.  Incluso se dieron clases en línea, como en cualquier colegio superior libertario.  Y los estudiantes corrieron a cafés Internet y saltaron todos los obstáculos socio económicos, de seguridad e incluso de clima, para  RECIBIR CLASES EN LINEA.

En blogs, en correos electrónicos, en centros de enseñanza pública, en colegios, alquilando aulas, en fin no se ha parado la actividad académica, como erróneamente usted cree.

Ahora en el campus no hubieron clases 52 días, pero da la casualidad que esos son los edificios y los escritorios.  La esencia de la universidad, somos los seres humanos, que trabajamos, estudiamos o desempeñamos alguna labor ahí, al final del periférico sur.   Esto, por si no se recuerda por donde queda.

No, se pacto un Congreso de Reforma Universitaria, para repartir el presupuesto.  Si usted tiene conocimiento de alguna repartija, con nombres, apellidos y montos esta en la obligación de ir al Ministerio Público y denunciarlo, si no comete un delito que se llama omisión de denuncia. Usted sabe de leyes, y no creo que las haya aprendido en una universidad libertaria.

Luego, abra la I Mac y escriba una columna dura y con argumentos, los sancarlistas lo vamos aplaudir y lo vamos a ver muy bien, y como alguien que esta haciendo un aporte importante en el tema de transparencia. Desde hace algún tiempo lo estamos sintiendo un poco ajeno.

Puede leer el documento completo que se firmó en el facebook de EPA, incluye exigir que se nos de la asignación presupuestaria que contempla la Constitución de la República del 5%.  Es para democratizar la universidad y que todos tengan derecho, a participar  en las toma de decisiones, porque hay algunos que nunca hemos participado en el CSU.  Es para cambiar los pensa de estudios.  Para actualizarnos y para otro montón de cosas que van a beneficiar a los contribuyentes y sus empresas incluidas las periodísticas, con gente mejor formada en todos los campos del saber humano. Es para formar las mesas de trabajos y montar juntos el diseño de la Reforma Universitaria.

El basta ya, enérgico que usted hace.  Es para usted,  y la otra gente que escriben en los medios de comunicación masivos, con total alevosía, en contra de la Universidad de San Carlos.  Porque ni la conocen por fuera, menos por dentro, aunque en su caso se haya inscrito, estudiado y graduado en la USAC, haciendo uso de los impuestos de los contribuyentes, entre los cuales en esos años seguro que estaba yo.

¡Basta! dejen de hablar mal de la Universidad de San Carlos de Guatemala.  Adentro también queremos que se nos rindan cuentas, pero no a ustedes, para ustedes y alimentar su morbo.  Lo deben hacer  a la comunidad universitaria y al pueblo de Guatemala.

Porque si usted quiere ser Contralor General de la nación y llena las calidades, inscríbasé y participe.  Ahorita hay un proceso de selección, y luego de conocer los hallazgos denuncie al Ministerio Público.

Ahora es a la Controlaría a la que se le debe exigir que se pronuncie sobre la rendición de cuentas, del año 2009, que se hagan los reparos a la administración.  La responsable que no se difunda sobre la calidad del gasto de  la USAC, es la Contraloría General de Cuentas.  La USAC, no puede tomar la posición de los medios por ejemplo que cuando la SAT los fiscaliza, se enojan y creen que son inmunes a las fiscalizaciones o impunes y salen con grandes reportajes que por terrorismo fiscal están viendo sus cuentas.

No señores, no actúen con esa doble moral.  Ustedes son empresas privadas, tienen obligación de rendir cuentas también sobre los impuestos que recaudan, o están obligados a pagar por el uso de los bienes públicos. No gozan de ningún fuero especial.

La universidad es del pueblo y funciona con impuestos, deben rendir cuentas,  incluso es miopía de la actual administración no hacerlo públicamente, aunque la ley no se lo exija.  Tiene la obligación moral de hacerlo, no pueden darse el lujo de cerrarse a la Auditoría Pública.

Tiene que hacer apartados. La USAC, somos todos.  El CSU es el órgano político de dirección y la Rectoría, Decanos y Directores, es la administración. Todos, tenemos roles diferentes.

Si usted escribe contra la USAC, nos agrede a todos.  Si usted dice la Administración de la USAC, el departamento de comunicación tendría la obligación de sentar postura respecto a las cosas que usted les señale públicamente, porque entiendo que para eso es la libre expresión de pensamiento y los medios. Para que haya debate y libre juego de ideas y pensamiento.

Lo que deben comprender, es hasta donde llega esa libertad de expresión y con que responsabilidad la deben ejercer.  Yo la estoy ejerciendo desde mi blog y creo que usted apoya mi derecho, aunque no comparta lo que escriba.  Eso es respeto.

La Autonomía no se puede disfrazar de mediocridad, porque son dos conceptos distintos.  Y tampoco la palabra Autonomía es un concepto que en si mismo este ligado al concepto de impunidad. Autonomía-Mediocridad-Impunidad.   Impunidad-Mediocridad-Autonomía.  Y como diría Julio Cortázar, en Rayuela de menor a mayor. Ordenelos como quiera.   Y podemos seguir jugando en "N" combinaciones.   Ni los diccionarios, nos remiten de uno a otro concepto cuando buscamos el significado de las tres palabras.

Por lo mismo que usted argumenta en su columna no es aceptable, que vivimos en un régimen democrático, porque  la guerra ya se acabo y no hay pretextos.  Las cosas se resuelven por la vía del diálogo no de la fuerza.

Estamos en el tiempo por ejemplo de la democratización de la libre expresión del pensamiento,  Internet  permite contestarle, no en privado y no creo que su medio me daría espacio.  Responder, por este medio alterno esta bien, por lo menos se enteran mis estudiantes. Las cosas ahora ya no se arreglan a balazos, ni a golpes, es tiempo de paz.  Aporte, no critique, tengo una invitación seria para usted, más abajo.

La comunidad universitaria, es amorfa, por lo tanto nunca a reclamado extraterritorialidad.  Es un argumento de los enemigos de la Educación Pública y de Calidad, que nos endilgan a nosotros algo que se manejo durante la guerra, en otro contexto.

En la San Carlos hay serios problemas, en lugar de taparlos, estamos en un proceso de auto crítica, de ventilar los grandes fallos y de corregirlos.  Así que si alguien ha cometido delitos, adelante entren al campus central y capturénlos, que la Policía Nacional Civil haga su papel, el MP, los juzgados, es decir que funcione el sistema de justicia, que todos hagan su papel.  El problema de Justicia, es nacional.
 
Por si usted no lo sabe, hay fila de denuncias en el Ministerio Público, sobre delitos que se han cometido en la San Carlos, esperando que se investiguen y no lo hacen.  Por favor pida al Ministerio Público que actué.  Hemos tenido el valor de denunciar, los que tienen que tener el valor de perseguir no lo hacen, eso no es culpa de la comunidad universitaria, si no una debilidad del Estado de Derecho.

En su cuarto párrafo usted propone: "Es momento de discutir en serio".  Y hace ocho preguntas.  Aceptamos el reto sólo diga el día y la hora. Yo gestiono el Auditorio "Lic. Juan Carlos Fernández" de la Escuela de Ciencias de la Comunicación.  Agarramos sus ocho preguntas, no les cambiamos una letra y yo las leo en voz alta.  Propongo panelistas, para que Ud. no se sienta sólo, a las Licenciadas Dina Fernández y Raquel Zelaya, quienes ya se pronunciaron públicamente en los mismos términos que usted y les interesa el tema.  No me va negar, que son dos profesionales, académicas, inteligentes y sobre todo capaces de participar en una actividad seria. A nosotros no nos cuesta reconocer que no fueron formadas en la San Carlos y son buenas profesionales.

De nuestro lado, propongo al Lic. Carlos Aldana, Dr. Olmedo y al Rector Estuardo Gálvez. Si alguno no acepta pensamos en otros nombres, hay más gente capaz en la San Carlos de lo que usted imagina. La mitad del auditorio para su público y la otra mitad para el nuestro.  Vamos haga realidad su frase: "Es momento de discutir en serio".  Acepte la propuesta.

Nosotros también estamos promoviendo una reforma constitucional útil, que no pasa por crear una universidad privada en cada departamento.  Hasta las mismas universidades privadas tienen centros regionales, y alquilan colegios u otras instalaciones para funcionar.  Las universidades privadas tienen carreras que funcionan con programas especiales dentro de las empresas, con serios problemas programáticos que ud. no imagina. No tienen, ni pensa, ni programas, ni nada.

Nuestra área rural tiene demanda de educación superior, pero no hay dinero para pagarla.  Necesita una nueva universidad estatal, con sus extensiones y con un diseño que responda económicamente a sus necesidades y sus capacidades la Universidad Maya, sería una buena solución. Y que tenga su sede central aquí en la ciudad, donde esta el centro del poder político y económico.

No funcionaría un sistema de bolsas como el que usted propone.  Lo que sirve es que nos den nuestra asignación presupuestaria constitucional, que se haga efectiva y que la gente de los centros regionales participe del Consejo Superior Universitario.

¿Qué pasaría si creamos una bolsa de fondos públicos, para que empresas de educación superior, entraran a participar en una especie de mercado de becas? La lucha sería, por ver quién recluta más becarios, no por una educación pública y de calidad. Telenovelas como las Muñecas de la Mafia y el Cartel de los Sapos se volverían comedias en un instante.  Acaso Ud. ignora quienes son los dueños de algunas universidades privadas y de donde vinieron esos capitales.  Acaso Ud. ignora cuántos nuevos expedientes se han ingresado para autorizar colegios superiores hay en trámite en el Consejo de Universidades.

Vea la experiencia del Salvador, qué hace con sus 34 colegios privados que dicen que son universidades, y vea el papel por ejemplo de la Universidad Estatal y de la UCA, administrada por los Jesuitas.

Como usted, ya se olvidó de la Biblioteca Central de la San Carlos, porque tal vez aún padece la paranoia de los Chicago Boys, de pisar el Campus Central.  Le recuerdo que tiene la colección de libros más grande de Guatemala, cinco niveles al servicio de los estudiantes, abre de 7 de la mañana, y cierra a las 7 de la noche.  Doce horas seguidas, incluidos sábados. Se esta automatizando y no alcanza el presupuesto para llevarla a Internet como la Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid, o la Sorbona en Francia.

Cada unidad académica tiene una biblioteca al servicio de sus estudiantes, y tienen desarrollados programas de consultas e inventarios.   Si hay otra institución, universitaria superior que tenga esto, me cuenta y le prometo que aunque Ud. no me invite, voy.  Y aún así hacen falta millones de quetzales para digitalizar ese mundo de conocimiento y ponerlo al servicio de la humanidad, por medio de Internet.

Hace  falta comprar nuevas colecciones de libros e ir actualizando las referencias bibliográficas.  La Biblioteca nació con la Universidad, hace trescientos años.  Necesita una buena estrategia de comunicación para contar todo lo que se hace, también es cierto.

De la USAC, si salen propuestas no sólo para el tema de la nutrición, también para el tema de la productividad, y la competitividad empresarial empezando con la eliminación de los monopolios.  Hay propuesta de comunicación y estudios sobre fenómenos como el comportamiento de las redes sociales en el caso de Rosenberg.  Y el poder que esta dando Internet a la democratización de la opinión pública.

Eso si, NO salen propuestas libertarias, conservadoras, social demócratas, comunistas o social utópicas.  Salen simplemente propuestas científicas y académicas, con alta posibilidad de utilizarlas, porque incluyen el conocimiento empírico de profesionales que han estado en el campo.

El aporte de los epesistas de la San Carlos, en comunidades y pueblos es innegable, es otra forma de devolución de impuestos que se hace al pueblo. Porque hasta el que compra una Coca Cola en el fin del mundo, un tortrix o un par de baterías ray o vac, paga impuestos también, entonces estamos obligados a devolver en servicios comunitarios sus impuestos.

La USAC, no es decadente, anquilosada.  La palabra anquilosada quiere decir que nuestras articulaciones no se mueven, y decadente en su sentido más amplio quiere decir que es caduco, muy antiguo o fuera de uso.  Las dos cosas son mentira, hay 113,000 personas que van a estudiar con la ilusión de movilidad social, económica y cultural.

Es decir que si estamos en uso y nuestras articulaciones se mueven.   Si no "producimos" la cantidad de médicos que requiere el país, donde están los médicos,  que se forman en el hospital "La Esperanza" y en las universidades privadas.  Y por qué los medios se somatan el pecho cuando Cuba nos ofrece médicos, hacen desde los medios grandes escándalos y argumentan con miles de razones del por qué no deben ejercer aquí.  O bien critican el intercambio en este tema con la "Isla", que ha dado becas para que guatemaltecas y guatemaltecos estudien en uno de los mejores hospitales de Latinoamerica. Pero ahora que se trata de hacer pedazos a la San Carlos, no hay médicos.
 
Los mejores médicos, incluido más de alguno que lo ha tratado a usted y a su familia es de la San Carlos. Y conste que algunos de estos médicos, podrían pagar su formación en una universidad privada, y sin embargo estudiaron en la San Carlos, ¿Por qué?.  Una razón simple la mejor universidad de Guatemala para estudiar medicina, es la San Carlos. Antes no había otra universidad que diera esta carrera, ahora hay oferta privada, y por qué van hacer uso de la San Carlos.

Primero porque tienen derecho, porque la universidad es del pueblo, el pueblo como concepto no tiene clases sociales, somos todos.

Segundo porque todos somos iguales, o esa es una de las aspiraciones sociales de una democracia plena y participativa, es que todos sus ciudadanos gocen de los mismos derechos y obligaciones.

Le mencionó esta carrera, para seguir el hilo conductor de su artículo.

Si tenemos muchos abogados más de los que necesitamos, sólo me lo puedo explicar que el mercado aguanta con ellos, entonces sus  cifras, no tienen un sustento real.

También  afirma: "Hemos permitido que la Usac se convierta en la universidad a la cual llegan sobre todo quienes no pueden pagar estudios en una institución privada". (sic). Esto que Ud. escribió deberás que no tiene nombre, ni Cantinflas cuando actuaba hablaba de esta forma. Aclaro, que no tengo nada contra Cantinflas, lo admiro. Pero gracias a él, la Real Academia de la Lengua Española, acepto dicho terminó, cuando se habla y no se dice nada.  Usted fue estudiante de la San Carlos, piense bien, aparte que no dice nada, deberás que es el colmo, si usted no tuvo dinero para estudiar en una institución privada, su licenciatura, me salta la duda entonces como hubiera recibido educación superior usted.

Los que estudiamos ahí, no tenemos dinero para pagar una universidad privada. Yo fui uno de ellos, y quizás estudie con el dinero de sus padres. Pero  acaso es delito ser pobres, por cuestiones históricas, políticas y sociales. Es delito no poder pagar una institución privada.

La constitución obliga al Estado, no al Gobierno a brindar educación pública gratuita y de la calidad.   Todos los países del mundo no importa su modelo económico, desde hace siglos comprendieron que la capacitación de su población va dar bienestar social y fortalecer la economía.  Va elevar el nivel de vida de la colectividad.
 
Ahora, semánticamente sus palabras "HEMOS PERMITIDO", es grave, porque asumimos que usted es parte de un grupo, que quiere hacer algo ilegal, cerrar una universidad. Lo escribió en plural. Sabe de leyes. ¿Quiénes son ustedes, para darse derechos que nadie les ha dado? Menos la Constitución de la República de Guatemala, hay que respetar la ley, no como una mera figura retórica.

El país no es de ustedes, sólo pueden decidir sobre sus universidades privadas, si usted quiere participar sobre decisiones de la San Carlos, inscríbase nuevamente y participe en las elecciones estudiantiles, para ser representante en el Consejo Superior Universitario y haga la lucha. ¡Vamos!. La San Carlos, a soportado en sus aulas durante trescientos años a estudiantes y docentes de todas la ideologías, eso sí tiene que esforzarse porque tiene que ganar las elecciones, no vaya a pensar que es fácil. La otra metase a una oposición docente y cuando alcance las calidades que marcan las leyes universitarias, puede competir para representar a los docentes de su facultad en el CSU. 

La San Carlos es tolerante y hemos compartido aula, gente que no compartimos ideología.  Hemos podido discutir de esos temas, me encantaba hablar con doña Amelía Furlán, del Comité Ejecutivo de la Central Auténtica Organizada, ni más ni menos el partido de Carlos Arana Osorio, en pleno Conflicto Armado Interno.  Y con Héctor Salvatierra en los corredores, era rico estar cerca de dos posiciones, una me gustaba más que otra, así que en lugar de aceptar la oferta de estar en CAO, mejor acepte aunque no sabía jugar foot ball, fichar para el Atlético Mineiro, equipo que era subersivo hasta con los árbitros.


Ahora en el tema de los liderazgos estudiantiles, tanto AEU como EPA, son grupos políticos que tienen la capacidad de responderle y yo que ellos lo haría, si usted piensa de los primeros que son mafiosos y de los segundos que son guerrilleros, por lo menos también les debería dar el beneficio de la duda porque son más libertarios que muchos que dicen serlo, porque le permiten hablar cosas que ud. no sabe. Eso se llama tolerencia y respetar su emisión de pensamiento.

Unos representan una posición, ideológica y política y los otros representan otra, están pelando sus espacios.  Si están fuera de la ley, con pruebas en la mano vaya al MP y denúncielos, y desde su posición de poder presione para que los capturen, otra vez en el campus no gozamos de extraterritorialidad, en tema de delitos común.

La Autonomía es académica, de investigación y docencia, con el manejo de presupuesto, se cumple con la Ley de compras y contrataciones del Estado.  Nuevamente, si hay malos manejos que la Contraloría de Cuentas actué.

La Universidad esta más cerca de certificaciones internacionales que e lo que se imagina.  Más cerca, que varios colegios superiores, esta cerca porque el país lo necesita. Y también es necesario ajustar tuercas, para eso se dio un pulso de 52 días.  Las dos partes cedieron, un poco en los temas de fondo, era un proceso necesario como los partos, no se puede nacer si antes no hay una cuota de dolor, a no ser que hagamos una cesárea y pongamos anestesia, para que no duela.  La San Carlos necesita parir una Reforma Universitaria.

No, vamos a volver a clases.  Porque, nunca las dejamos de dar.  Vamos a regresar después de 52 días, al campus central no a reacomodar intereses.   Regresamos,  con alegría a de ver de nuevo a compañeras y compañeros, nuestras aulas, edificios, jardines y hacer realidad los sueños de la inversión pública, que nosotros en la ECC,  formemos periodistas como Marvin del Cid o Regina Román, que trabajan con usted, valientes, leales con su medio y con calidad humana y valor de afrontar cosas impensables, para periodistas que no fueran formados en la USAC. Y, si estamos de Romance con la USAC. Pero del bueno, de aquel que ennoblece, como cuando se esta enamorado de una mujer bonita.

No me vaya a decir, que usted nunca estuvo enamorado.


Director ECC USAC

Compartirlo

Facebook

Lectores de Tierra Adentro

Seguidores