Tierra Adentro

Espacio personal, cuaderno digital, letras sin fin...


Los que me conocen, saben que no soy un dichado de gracias, ni de mesura.  Que tampoco soy muy tolerante en el tema de las discusiones políticas, más bien me ven como muy pasional y por lo tanto inhabilitado para ejercer posiciones "políticas", es decir "ambiguas o de medio lado", soy de los considerados duro para defender las cosas en las que creo.

Hace algún tiempo tuve un problema serio con el estudiante Edgar Hernández, que incluso llegó al CSU que ordeno mi suspensión de un mes sin goce de sueldo, como docente de la ECC.  Y aunque a la mayoría les va parecer algo increíble a pesar de golpes e insultos incluso de las tiradas de pelo, nunca rompimos el diálogo.  Ni Edgar, ni yo.  Me da risa los que estaban alrededor nuestro, que no podían entender y que tomaron partido unos a favor de Edgar y otros a favor mío, el por qué no dejamos de hablarnos. ¿Cómo es posible que se hablan, si se acaban de pelear? El diálogo cuando estamos en una situación difícil nunca se debe romper.  Es cuando más se necesita hablar, para no perjudicarse uno mismo.

Quizás la razón más fuerte por la que nunca deje hablar a Edgar Hernández. Es por la sentencia de Jacques Derrida "Todo pasa por las palabras".  Y cuando uno tiene del otro lado un rival de altura,  que da cara es cuando más rico se habla, el problema es como entablar diálogo con gente que no tiene, ni valor, ni nombre, que acusa falsamente o que escuda en el anónimato.  Este no es el caso en el actual problema, es mejor que el rector y EPA se reconozcan como antagonistas y que respeten, cada quien su papel y su fuerza.  Gálvez tiene la legalidad y la autoridad formal, EPA tiene las bases y la autoridad moral y ha recogido también la autoridad histórica de la que goza la USAC, en la defensa de su Autonomía y de los intereses del pueblo de Guatemala.

La gente en general; no sólo los estudiantes, docentes, administrativos y autoridades de la USAC,  tenemos derecho a ejercer el disenso.  Todos tenemos derecho de ejercer el contra poder, quizás a lo único que no tenemos derecho es a dejar de hablar, de expresar nuestra opinión porque para unos es nuestro centro de trabajo y para los otros su centro de estudios. Participar en la solución de problema es una obligación y lo debemos hacer desde el espacio que podemos.

La única Universidad Estatal de Guatemala, merece mesura, diálogo, pero sobre todo como escribió una mi estudiante en su facebook esta semana, a pesar de todo: -UNIVERSIDAD DE SAN CARLOS TE AMO MUCHO-.  Tenemos que tener mucho amor, al Alma Mater, a la tercera Universidad fundada en el Nuevo Mundo y que nos formo a pesar de todos los que la critican, de ahí les guste o no les guste, les cuadre o no les cuadre ha salido la élite intelectual de esté país, sus mejores escritores, artistas y políticos.

Todo esto lo escribo, porque acabo de leer por un link que me mandaron y vi en la página de Emisoras Unidas que el rector Estuardo Gálvez va a demandar a tres estudiantes de EPA, y las declaraciones del Presidente Alvaro Colom diciendo que es respetuoso del Estado de Derecho y que llamo al Rector para darle su apoyo. Confieso que me sentí algo sorprendido con estas declaraciones por dos razones.  Primero porque conozco personalmente al Presidente Colom, y sé que es una persona buena, no me dejo impresionar por lo que dicen los medios de él.  Y segundo porque conozco de su amor a la San Carlos, que fue rey feo de Ingeniería y que cruzamos opiniones de la Autonomía de la San Carlos.  Que tiene mucha habilidad política y mesura, por algo llego a Presidente de la República.

NO CREO QUE EL PRESIDENTE ALVARO COLOM, por sacarle las castañas del fuego a Gálvez, mande ni tanquetas, ni policías a las puertas de la USAC como en el mejor de los tiempos del Conflicto Armado Interno.  Menos que se va a escudar en una resolución judicial para hacerlo, nadie lo puede obligar a cumplir una orden incluso judicial si esta fuera de ley.  Hay gente capaz a su alrededor que antes de cumplirla le dirá que procede que se ampare para no cumplir una orden basada a todas vistas ilegal, porque la legislación universitaria es claro en caso a sanciones a estudiantes universitarios, proceso que no se ha cumplido en este caso.

EPA por su parte ya respondió que va una huelga de hambre, con cinco de sus integrantes.
 
¿Cómo es eso, me puse a pensar?  Qué ni el mismo Estuardo Gálvez, siendo abogado y rector, no respete el Estatuto de la Universidad de San Carlos de Guatemala y su Ley Orgánica  violentando dichas leyes universitarias, que él por ser autoridad, debe cumplir y hacer cumplir las leyes universitarias y  no violarlas, mucho menos arrastrar al CSU a que lo haga, eso sería aún más grave que el mismo conflicto, que generó la crisis. 

El problema con Edgar Hernández, me obligo a leer las leyes universitarias de "P" a "Pa", y dice claramente cuales son los pasos para sancionar a un estudiante, tuve que asesorarme con un abogado que conoce las leyes universatarias y tuve que contar mi caso a cuánto miembro del CSU superior universitario se me atraveso en el camino, para fortuna mía Mario Calderón era más gente y político que muchos que están actualmente en el CSU. Este problema personal me hizo conocer a profundidad estas leyes. Y existen dentro de la legislación universatariasancionarlos.

Ni el rector ni el CSU se pueden pasar a los tribunales, porque cualquiera que medio sabe Derecho esta consciente que también están violando la Constitución de la República, todos tenemos derecho a ser oídos y vencidos en juicio. Así que mejor notifiquenles los cargos y corranles audiencia, sobretodo a defenderse y luego ellos tienen derechos apelar, a pedir ampliaciones e incluso ampararse en los tribunales de orden común, si el CSU viola sus derechos adquiridos como estudiantes en el momento que se inscribieron en la USAC.

Como anécdota en una ocasión en la ECC, salió un docente anticipando un fallo judicial a favor de su grupo,  porque tenía el apoyo del rector.  Y casualmente así sucedió, paradójicamente, ese docente en este nuevo proceso electoral recién concluido trabajo en contra de Gálvez y a favor de Carlos Sierra, alegando que el rector nunca cumple sus compromisos políticos. Saber a qué se refería.

Por otra parte el Presidente Alvaro Colom lo más que le puede dar a Gálvez es apoyo  moral y hasta ahí, porque sería inconveniente para él políticamente y para su partido si quiere seguir en el poder, apoyar a un rector sin bases y que no comparte su ideología y menos a un rector  que esta debilitando la Autonomía de la Universidad de San Carlos de Guatemala.

Puede ser que este artículo sea un tiro al aire y nadie lo lea, pero quiero hacer las siguientes peticiones:

a. Que Gálvez inicie un diálogo serio con los estudiantes de EPA y que juntos tomen la Rectoría de la USAC y que compartan la seguridad del edificio y sus bienes.  Instalando una mesa de diálogo permanente de la cual salga una Reforma Universitaria y la Autonomía se fortalezca.  Dando espacios a las Escuelas y Centros Regionales como facultades, cambiando sin pignorar la Autonomía todas aquellas leyes obsoletas, que se distribuya más equitativamente el presupuesto de la San Carlos y que docentes y estudiantes compartamos el poder del proceso enseñanza aprendizaje y la participación de la Universidad en la solución de la problemática nacional, en especial el tema de seguridad.

b. EPA abre las puertas de la Universidad y Gálvez acepta que tomen el edificio de Rectoría, como sede del diálogo permanente.  Es decir los dos estarían en un gana, gana.  Gálvez se miraría como alguien con capacidad de diálogo y político; y EPA tendría un espacio físico para seguir con sus demandas.

c. Que se resuelva todo bajo las leyes universitarias vigentes y que de esta crisis se fortalezca, la academia, la investigación y la extensión y volvamos a participar en la solución de la problemática nacional. Con nuestros estudios, epesistas y experiencia profesional.  Guatemala necesita que la USAC se eche de nuevo al hombro a un país que se esta hundiendo por el ataque del Crimen Organizado  y que todos llevamos en el corazón.

d. Se retiren todas las acciones legales y sanciones contra los estudiantes de EPA, porque ni legal ni políticamente están en lo correcto.  Que EPA revise todos sus planteamientos y sus posturas y que también de señales de buena fe y de diálogo en la solución de la crisis.

Por último la imagen lo dice todo.  NO SE PUEDE NEGOCIAR CON EL MAZO EN LA MANO Y PEGARLE AL OTRO POR LA ESPALDA, AUNQUE ESE MAZO ESTE ENVUELTO EN PALABRAS SUPUESTAMENTE DE BUENA FE Y  CONCILIACION.

Repito debe prevalecer la mesura en el tema de la USAC, hay muchos grupos docentes, egresados y de defensores de Derechos Humanos que quieren mediar, hay que invitarlos a todos como observadores y que reine la mesura y el diálogo.
 
Consejo de alguien que ha peleado mucho, es mejor hablar.

3 comentarios:

Concuerdo con las soluciones planteadas, esto me recuerda al pensamiento de Aristóteles sobre permanecer en el punto medio de las cosas para actuar dentro de lo ético y moral, los extremos están haciendo que las cosas empeoren para todos y así no se puede establecer consensos con beneficios reales. Sin embargo, el problema pudiera estar en el hecho de pensar que dichos beneficios deben ser también bilaterales, porque la autonomia no se puede ganar a medias y conociendo esto se aparece el conflicto de Gálvez para tomar nuevas medidas como las que aquí se plantean.

Pues, primero, te felicito por tu firmeza ante el dialogo, particularmente en el caso de tu alumno segundo creo que sin él, no se arregla nada, ni aquí ni en china, y si, ya lo habia comentado a algunos compañeros, que los de EPA, debia de tomar rectoria, y dejarnos estudiar. Ojala que haya alguien de confianza que se los diga.
Salud.

Buen artículo, bien pensado y buenas soluciones. Saludos mi apreciado profesor.

Director ECC USAC

Compartirlo

Facebook

Lectores de Tierra Adentro

Seguidores