Tierra Adentro

Espacio personal, cuaderno digital, letras sin fin...



La humanidad se ha construido como tal en base el conocimiento colectivo.  Es decir que el hombre es un producto social que esencialmente ha venido de dos mundos: la filosofía y arte como los grandes moldeadores sociales.  Somos por lo tanto formados todos, incluso los individualista como un mero resultado de la interacción social y el conocimiento de hombres y mujeres que van construyendo los peldaños del conocimiento.  Hace poco tiempo nos tocó sentir muy adentro la muerte de Derrida, de Benedetti y ahora la de Saramago.  Somos seres encaramados sobre los hombros de las propuestas filósoficas, políticas, sociales, musicales y literarias que nos van dejando mujeres y hombres grandes, por su dimensión humana.  Que trascienden porque su obra no esta dedicada exclusivamente a promover éxito editorial como era el caso de Borges, Saramago, Cortázar, Asturias, trasciendo por lo que escribián, porque aunque fuera de una forma bella estaban haciendo conocimiento.  Trascienden porque escriben con convicción, porque están conscientes que están haciendo una aporte colectivo y por último imagino que hasta por placer.  Uno de los blogs más interesantes de leer eran los Cuadernos de Saramago, será posible o será lo mismo que alguién de su fundación siga con esa tarea de escribir posiciones con respecto a cosas en ocasiones importantes y en ocasiones triviales, claro que es posible.  Pero ya no será el cuaderno de Saramago.  Como decía Derrida en su adiós a Levinas, ahora su nombre sólo servirá para nombrar su vacío, y ya paso el momento donde le podíamos hablar de tú a tú.  Cómo ya escribí en mi facebook no importa a donde vaya Saramago estoy triste, y espero que llegue con bien, feliz, lúcido y prolifíco, algo así como fue su vida. Adiós a Saramago.

4 comentarios:

Realmente estamos triste por esta gran pérdida...

Y recordando sus propias palabras cuando despidió a Bennedeti y ahora se siente con su despedida....
"el planeta se hizo pequeño para albergar la emoción de las personas..."JS.

Si estamos tristes, muy tristes...

Saramago nunca morirá, al igual que Derrida o Bennedetti su trabajo sigue plantando simientes por doquier. El límite de tiempo que estipula la mortalidad es aplicable solamente al cuerpo, la caja... pero el pensamiento y su esencia son y serán siempre inmortales.
Hasta siempre José!

Director ECC USAC

Compartirlo

Facebook

Lectores de Tierra Adentro

Seguidores