Tierra Adentro

Espacio personal, cuaderno digital, letras sin fin...

La tarde a transcurrido entre los goles del Barca y mi necesidad de subir hoy 21 de marzo de 2010 un posteo para celebrar el día Internacional de la Poesía.  Mis búsquedas por la red de un poema de Whitman,  Rebeldía de Alfonsina Storni y el poema 12 de Oliverio Girondo, han recalado al fin en postear un poema de Dylan Thomas, poeta negro irlándes que murió joven a causa de su alcoholismo.  Algunas traducciones dicen sobre el verso que más se repite en el poema como un recurso cacafónico y la Muerte sobre mí no tendrá señorío.  Y es que rondaba en mí mente el poema y Dylan Thomas los dos por igual.  Me recuerdan un poco mi paso por la poesía un tanto negra de Alfonsina Storni, César Vallejo y Thomas en estos días en los que me sumergí un poco en el existencialismo que me ha moldeado y que me da forma.  Celebro pues con ustedes a falta de una copa de vino, por mi ojo izquierdo desmejorado y que ha sido beneficiado con el milagro de una córnea nueva desde el 25 de febrero, de una persona de 35 años de la cual no sé otro dato más que su edad, quiero dedicar a ella este poema que tanto me gusta de Dylan Thomas en el día Internacional de la Poesía.



Y la muerte sobre mí no tendrá señorío

Y la muerte sobre mí no tendrá señorío.
Los muertos desnudos serán un solo muerto.
Con el hombre en el viento y la Luna de occidente;
cuando se descarnen los huesos y desaparezcan los huesos.
Donde hubo codos y pies aparecerán estrellas.
Y aunque se sumerjan en profundas aguas tendrán que resurgir.
Y aunque los amantes se extravíen perdurará el amor.
Y la muerte sobre mí no tendrá señorío.

Y la muerte sobre mí no tendrá señorío.
Bajo los remolinos del mar
aquellos que yacen largamente no morirán en la tempestad
retorciéndose en el tormento, cuando cedan los tendones
atados a una rueda no podrán destrozarse;
entre sus manos la fe se romperá en dos
y el Unicornio del mal los atravesará.
Y hendidos por todas partes no se desmembrarán.
Y la muerte sobre mí no tendrá señorío.

Y la muerte sobre mí no tendrá señorío.
Nunca más las gaviotas gritarán en sus oídos
o se romperán las olas tumultuosamente en la ribera;
allí donde se abrió una flor nunca más otra flor
ofrecerá su cabeza a los golpes de la lluvia.
Y aún locas o muertas como clavos
atravesarán la margaritas con sus cabezas de señoras;
irrumpiendo sobre el Sol hasta que el Sol se desprenda.
Y la muerte sobre mí no tendrá señorío.

3 comentarios:

Me encanto este poema, gracias por el detalle en este dia de la poesia, un deleite para el alma.

Pues está muy bueno el poema Lic. solo que le sugiero le cambie el color a la letra...
Yo tengo unos también pero solo he posteado dos.

en la mañana me enteré de que este día tenía un nombre especial y dedicado a la poesía a nivel internacional. Buen apunte lic.

El poema tiene un tinte hermoso, además de tener una dedicación obvia por su puño y letra. Estoy más que seguro suelen ser de los que llevan más fuerza por tener huella y más.

Buen día

Director ECC USAC

Compartirlo

Facebook

Lectores de Tierra Adentro

Seguidores